Reunión Nacional de Investigadores en Formación - 1er Encuentro Nacional de Becarios del CONICET

26 al 28 de octubre de 1984 - Universidad Nacional del Litoral - Santa Fé

 

Ciencia básica y aplicada: lo que es y lo que debería ser en Argentina

Sergio R. Samoilovich

La ciencia básica (CB) y la ciencia aplicada (CA) son dos partes de un todo que interactúan entre sí están definidas una en función de la otra. La forma ideal de distribución de recursos en ciencia corresponde a una pirámide cuya base (la CB) alimenta su cúspide (la CA). La forma de pirámide se debe a que todos los productos de la aplicada tienen su fundamento en la CB, aunque no todos los productos de la CB tienen una aplicación inmediata o directa. Una base muy ancha tiene el defecto de generar excesivos conocimientos sin aplicación directa, mientras que una base muy angosta impide la alimentación de una cúspide significativa.

Otro defecto posible de la pirámide es la falta de relación entre base y cúspide, lo cual sucede cuando las áreas de investigación básica no coinciden con las de CA.

En la Argentina existen dos defectos, base ancha y dispersa, y cúspide angosta y desplazada. A esto contribuye el hecho de que el Estado deja librados sus planes y líneas de investigación al criterio de cada uno de los investigadores de jerarquía. En ciertas áreas se observa que el Estado tiende a favorecer la CB a través de instituciones como el CONICET y la SECyT, y manifiesta cierto desinterés por el aprovechamiento de los recursos que genera esa CB. Es así que jóvenes que terminan de formarse como científicos muchas veces no pueden incorporarse al sistema estatal de investigación, y la industria privada tampoco absorbe estos recursos humanos calificados, sea porque estos no responden a sus necesidades, sea porque prefiere importar la tecnología que precisa. Los organismos internacionales, por su parte, tienen a favorecer la CB en ciertas áreas, porque esos conocimientos son de aplicación universal, mientras que la CA es más limitada regional y temporalmente.

Por esos motivos, el Estado debería promover CB en las área que interesan a su propio desarrollo, y con esos recursos humanos y tecnológicos realizar proyectos destinados a resolver las necesidades del país.

Volver a Escritos Médicos - Volver a Inicio